Hugo, un amor más en la familia...



No se como empezar a explicaros 
como ha cambiado mi vida desde el pasado sábado.
Empezaré explicando que el jueves pasado hasta
el sábado por la mañana me fui a pasar dos días
y medio junto a mi madre y Tobias ya que los
hecho bastante de menos.
El jueves y el viernes fueron dos días geniales,
junto a mi Tobias que sólo lo voy 
viendo cada día pero o por la 
mañana o por la tarde, ya que vivo en otra localidad 
vecina.
El sábado nos fuimos mi madre y yo a pasear a Tobias
a su lugar de siempre como de
costumbre, estuvimos como más de dos horas
y en ese ratito vimos a lo lejos algo parecido
a un conejo blanco...
Luego nos dimos cuenta de que no era un conejo blanco,
tenía pinta de ser un chihuahua, luego no lo volvimos
a ver y pensamos que se marchó con su dueño.

Después al volver a casa de mi madre ya
cogí mis cosas y tomé camino 
para mi casa, después de dos días
la verdad que estaba un poco chafadilla porque no
iba a estar con ellos.
Tobias tiene 12 años, y nunca habíamos estado
separados más que algunos días, pero como
es mayor, me aconsejaron no cambiarle de casa,
porque no sería bueno para él.

LLegó la tarde y me puse a ordenar mi taller,
ya que siempre esta desordenado...
Como os comentaba estaba algo chafadilla,
pero recibí la llamada de mi madre y todo 
empezó a cambiar...

Mi madre me llamó muy nerviosa
que tenía que bajar a ver a un perrito que
acababan de encontrar ella y los amigos 
que también sacan a sus perros a pasear a la misma
hora, es decir, los amigos de Tobias! 
Entre ellos sus prima Midi!
Y me decía que tenía que bajar a verlo y quedarmelo!
Y eso que hace dos días me decía que no adoptara, ya que sería bueno para
Tobi que al venir a mi casa algunos dias lo viese.
Teníamos pensado adoptar un perrito a la vuelta de
nuestro viaje.

Muy emocionada se lo explique a Víctor,
mi novio, y nos fuimos pitando para mi antiguo
pueblo.

Y al llegar lo ví, atado a una correa,
lo suyo les costó cogerlo porque gruñía e
intentaba morder de miedo.
Al llegar primero saludé a mi amor,
a Tobias, no quiero que piense que
uno es más que otro ni cosas raras...
Seguidamente me agache delante de él,
le dejé que me oliera la mano y seguidamente lo cogí 
por detrás en brazos y lo acurruque.
Y desde entonces hasta hoy que ya 
han pasado tres días, este vínculo se
ha hecho más fuerte.

Estaba llenito de pulgas y parece ser que 
le cortaron el pelo por
alguna extraña razón.

Al llegar a casa junto a mi hermana y mi novio
lo desparasitamos y le dimos algunos
mimis, desde entonces somos sus angeles
y el nuestra estrella,
ahora mismo está aquí al ladito dormidito, jeje.

El domingo me fui a la festa dels animals de
Gràcia, no me dió tiempo ni de anunciarlo por el
blog, fue bastante bien, aunque 
no hubo tantas adopciones como 
el año pasado...
Allí aparte de explicarles a mis compañeros Cisnes
lo ocurrido también le compré cositas de
necesidad básica para Hugo.

Siiii, se llama Hugo, os gusta el nombre?

Por la tarde volví a mi pueblo de origen, jeje,
y a la zona donde lo encontraron,
bien para si alguien volvía a por él,
algo que no creía debido a la de pulgas que tenía encima...
Y no eran de un día.
Y para que los amigos de la zona
donde paseamos a Tobias lo viesen.
Entre todos decidimos su nombre, y Hugo nos
acabó gustando a todos.
Le da miedo la gente, supongo que porque no
ha podido tener su periodo de socialización, seguramente
debe de haber estado sólo y por eso le dan miedo
las personas.
Hoy lo hemos llevado al veterinario para ver si tenía el chip, y no lo tiene.
El sábado que viene si todo va bien le podremos poner las vacunas
y ya empezar a sacarlo a la calle.
Poco a poco y con la ayuda de mi prima, tengo
la suerte de tener cerca a una educadora canina
de Educanimals, jeje,
iré intentando que se le quite este miedo, poco 
a poco.
Hoy ha estado de nuevo con Tobias, han estado juntos y Tobi
al ser mayor pasa bastante de él, pero parece que se 
llevan bien, luego ha venido más tarde Lua y Elwood,
los perros de mi prima.
Y ha estado jugando con Elwood como un loco,
estoy más contenta, de almenos saber que con los perros 
le gusta estar y no tiene miedo.
No sabemos que le puede haber pasado en estos 5 últimos meses
y bueno, poco a poco deseo que 
se le vaya el miedo a la gente.

Yo creo que poco a poco lo conseguirá.

Y bueno aquí lo tenéis, ha sido
su primera sesión de fotos, jeje,
la próxima le toca con Tobias, cuando
ya se hayan adaptado el uno al otro, porque
Hugo tiene mucha energía y Tobias no tiene
ganas de que le molesten con zarpazos, jeje.

Ahh y otro día os cuento su primera y última aventura
con Guille y Marisol, casi se come al descarado de
Guille!

Ahhh y Marisol ya dice Que pasa Patri! Y la Patri!
jejeje nunca pensé que dos agapornis fuesen tan listos
y avispados!

Bueno no me enrollo más y 
aquí tenéis al nuevo miembro de la familia!
HUGO el valiente!

Ya os iré contando que más va pasando!





Es un bomboncito!