Una dulce voz camina hacia el cielo...


Al final has marchado,
no has podido superar esa asquerosa batalla
contra las drogas.
Seguiré escuchando tu increíble voz...





Hasta siempre preciosa...